Pagamos los costos de este juego financiero, por tiempos de atrasos

8 agosto, 2017

Marisa Malchiodi, delegada del Sanatorio Rivadavia, hablo sobre la situación que se está viviendo en el mismo.

El cuerpo médico y cada uno de los empleados que trabajan dentro del Sanatorio Rivadavia, se encuentran en una situación compleja. Los mismos reclaman el 40% del sueldo que se le debe, 50% de aguinaldo, una deuda del año 2016, el bono de fin de año y lo que había decretado la paritaria, ambos de $2000, lo que da una deuda total de $12.000.

“El sanatorio en sí, está pasando una situación compleja, como empleados podemos decir que hace años que nuestro sueldo esta fraccionado. Si bien a veces lo podemos sostener, no hay soluciones y es por eso que se decidió hacer una sentada de 10 a 12, reclamando esto”, cuenta Marisa Malchiodi y deja en claro que la atención va a ser normal, porque saben que la medida de fuerza que realizan, trabajando en salud y con gente con problemas, no puede ser muy grande.

Al ser consultada sobre si tuvieron reuniones con la Comisión, Malchiodi dijo que si pero que lo que ellos quieren es cobrar su haber, y están necesitando una respuesta, por eso buscan tratativas para llegar a un acuerdo.

“La Comisión no está realizando ningún vaciamiento, el sanatorio pasa hace años de gestión en gestión, si bien reconocemos el esfuerzo que ellos hacen, siempre hay problemas con los sueldos, siempre pagamos los costos de este juego financiero, por tiempos de atrasos”, aclara la Delegada y sostiene que esto no puede seguir sucediendo, ya que la situación es compleja. Cuenta que muchas veces reclamaron en silencio, jamás hicieron una nota pero así no pueden seguir adelante, necesitan que la ciudad también sepa lo que ocurre, porque si cualquiera de los empleados quiere sacar un crédito o pagar un alquiler les es muy difícil hacerlo nombrando en donde trabajan

“Vamos a seguir en asamblea constantemente hasta que obtengamos una respuesta, la cual todavía no llego. Hace 27 años que trabajo acá, viví todos los traspasos y nunca pude cobrar un aguinaldo completo.  Hacemos lo mejor posible, porque es nuestra vocación, con lo que podemos. Llegamos al ultimátum, no podemos seguir, acá la mayoría son mujeres, son quienes mantienen una familia al igual que los hombres, pagas o comes, hasta ahora lo hicimos, llega un momento que estiras y esto sale caro”, finalizó la delegada

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

© de copyright - Todos los Derechos Reservados - Maximiliano Carvajal - 2015 | 2017