El rojo comercial con Brasil se disparó 74% en comparación con el año pasado

31 agosto, 2017

Según un informe, el comercio bilateral con el principal socio comercial de Argentina arrojó un déficit de u$s 4.741 millones en los primeros siete meses del año, lo cual equivale a un 74% mayor al descubierto alcanzado en igual período de 2016. Pocas exportaciones, muchas importaciones.

Uno de los principales ejes discursivos de Cambiemos en cuanto al plano económico tiene que ver, sin dudas, con “reconstruir la confianza del mundo” en la Argentina y de ahí que se impulse la llegada de inversiones y la salida de los productos nacionales al mundo. Sin embargo, este último objetivo parece no estar consiguiendo resultados, ya que el comercio bilateral con Brasil, principal socio comercial de Argentina, arrojó en los primeros siete meses del año un déficit un 74% mayor al alcanzado en igual período del año pasado.

Se trata de un informe de la Cámara de Comercio Argentino Brasileña de la República Argentina (CAMBRAS), según el cual entre enero y julio de 2017 el rojo comercial de la Argentina frente a Brasil fue de u$s 4.741 millones.

Según el estudio, el resultado negativo es consecuencia de un desempeño en exportaciones muy pobre, por u$s 5.201 millones (+4,2% interanual); y desatadas importaciones por u$s 9.942 (+28,8% interanual).

Estos guarismos contribuyen a que el déficit comercial de Argentina con el mundo se ubique en niveles récord: en lo que va del año hasta julio el rojo acumuló u$s 3.427,6 millones, el más elevado desde 1910 y el peor desde el resultado negativo desde 1994, que marcó u$s 3.255 millones.

Durante el último mes, las exportaciones a Brasil se ubicaron en u$s 787 millones y las importaciones desde ese país totalizaron u$s 1.579 millones, por lo que el saldo comercial fue deficitario en u$s 792 millones, un 142% más que en mismo período de 2016

Según concluyó Ámbito Financiro, del total de las exportaciones al país vecino en los primeros siete meses del año, un 63% fueron manufacturas de origen industrial (MOI). De ellas alrededor del 51% está compuesta por vehículos terrestres, seguido por productos primarios con un 20% de participación (donde las exportaciones de trigo representaron el 55%, seguido por ajos con el 12% y cebada y maíz con el 7% y6% respectivamente).

Luego, un 15% de las exportaciones totales lo conformaron las manufacturas de origen agropecuario, donde el 12% fueron leches preparadas, el 7,4% harina de trigo y 6,8% lo constituyó filetes de pescado.

Con referencia a las importaciones provenientes de Brasil durante el período enero-julio, el 27% se trató de vehículos automotores, el cual mostró un crecimiento del 45% respecto a igual período del año previo; seguido con un 27% de bienes intermedios que mostró un avance del 17%; aquí el 14% lo constituyen materias plásticas y artificiales (variación interanual 6%), seguidas con un 9% por papel, cartón y sus manufacturas (variación interanual negativa del 5%), y donde las chapas y planchas de fundición de hierro o acero representaron el 6% (creciendo respecto del año previo 94%).

Luego, con una participación del 23%, se encuentran los bienes de capital que mostraron un avance del 42% (siendo el 63% vehículos para transporte de mercancías). Los bienes bajo la clasificación de piezas y accesorios para bienes de capital redujeron su participación del 18% en 2016 al 15% en el corriente aunque el monto en dólares importado creció el 11%.

Finalmente encontramos que la categorización de bienes de consumo, con una participación estable del 7%, creció 22% de la mano de calzado (con una participación dentro de la categoría del 19% y un crecimiento del 51% respecto de los mismos siete meses del 2016), y carne porcina que, con una participación del 8%, creció 103% en el acumulado interanual.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

© de copyright - Todos los Derechos Reservados - Maximiliano Carvajal - 2015 | 2017