El relato electoral de Cambiemos en el Congreso

31 agosto, 2017

El jefe de Gabinete habló durante varias horas para desgranar los argumentos del oficialismo ante la Cámara de Diputados. Reiteró que “no es una desaparición forzada” la de Santiago Maldonado, concedió que “no se descarta ninguna hipótesis” e insistió en la defensa de la Gendarmería

Con carteles sobre las bancas y a partir de las intervenciones, los diputados pusieron la desaparición forzada de Santiago Maldonado como tema central de la sesión de esta tarde en la que el jefe de Gabinete, Marcos Peña, fue a dar el tercer informe de Gobierno. La respuesta fue la misma que desde el primer día sostiene la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, el resto del Gabinete de Cambiemos: “No hay elementos concretos que indiquen que se trata de una desaparición forzada”, negó, aunque con el cuidado del giro discursivo que ayer empezó a marcar el ministro de Justicia, Germán Garavano: “Todas las hipótesis están en estudio y no se puede confirmar ni descartar ninguna”.  “Somos los primeros interesados”, agregó.

La diputada y titular de la Comisión de Derechos Humanos, Victoria Donda, le recordó a Peña las decisiones que omite tomar el Poder Ejecutivo al señalar que, de acuerdo a la Convención contra la desaparición forzada de personas, debería “de manera inmediata apartar de sus cargos a los Gendarmes que estuvieron en el momento de la represión para garantizar el normal desarrollo de la investigación”, pero aún “siguen en funciones intimidando a quienes deberían aportar datos para esclarecer los hechos”. El diputado Felipe Solá le dijo “lo único que les falta es ponerse el uniforme de Gendarmería”.

Además, la diputada pidió “el inmediato apartamiento del Jefe de Gabinete del Ministerio de Seguridad Pablo Noceti, quien ‘casualmente’ estaba presente en el momento y lugar de los hechos en donde se sospecha que se produjo la desaparición de Santiago Maldonado”.

Por su parte, el jefe del bloque FpV-PJ, Héctor Recalde, expresó la preocupación de todo el bloque por la desaparición del joven de 28 años y consideró que el hecho “es una responsabilidad del Estado nacional, ineludible”. “El Gobierno tendría que aportar toda la logística suficiente para llegar a la realidad y no autodefenderse”, advirtió.

“No actuaremos encubriendo a nadie, y de la misma manera seremos todo lo duro que tengamos que ser con cualquier persona que se haya apartado de la ley en el uso de la fuerza pública”, prometió Peña, a pesar de la actitud del Poder Ejecutivo durante el primer mes de la desaparición. “No hay que buscar enemigos ideológicos ni atacar una fuerza democrática, como es la Gendarmería, sin elementos concretos”, consideró minimizando la represión del 1 de agosto sobre la comunidad mapuche.

A su turno, el diputado oficialista Eduardo Amadeo se acopló a la consulta por Maldonado, pero para emparentarla con los hechos de violencia institucional que se viven en Venezuela. Peña tomó el guante y desvió el tema para volver a plantear una disputa discursiva con el kirchnerismo, al considerar que Cambiemos no tiene “doble discurso con los derechos humanos” y puede “solidarizarse por los cientos de jóvenes muertos por la represión en Venezuela”.

Luego, Peña mantuvo las consignas del Gobierno respecto de que la economía “ya arrancó” y que se “ha salido de la zona de crisis”, a un ritmo de “crecimiento del 4 por ciento anual”. “Es uno de los procesos más sanos que suceden en las últimas décadas, luego de varios años de estancamiento”, consideró Peña y luego matizó con las disculpas de campaña: “Todavía hay millones de argentinos que tienen dificultades” y les prometió que “el esfuerzo vale la pena”.

Amadeo también fue el encargado de abrir el juego para que Peña responda sobre algunas de las iniciativas que Cambiemos anticipó para después de octubre como la reforma laboral impulsada desde los sectores empresarios y prometida por el ministro de Trabajo, Jorge Triaca. Tema sobre el que lo consultaron los diputados del bloque Justicialista Pablo Kosiner y Oscar Romero. Peña bajó el tono y prometió que “sin consenso” con la oposición “no habrá reforma laboral”.

Respecto de los resultados de las PASO —en las que Unidad Ciudadana, encabezada por la expresidenta Cristina Kirchner, fue la fuerza más votada en Buenos Aires—, Peña dijo sentirse “orgulloso” de los resultados de las PASO y rechazó el “intento” del kirchnerismo de “deslegitimar” el proceso electoral y el escrutinio provisorio.

“Estamos muy orgullosos y muy contentos con el resultado de las PASO y no sentimos que se trate de un engaño, por más que lo digan muchas veces”, aseguró Peña. Además, el jefe de Gabinete sostuvo que el escrutinio de la provincia de Buenos Aires “fue más veloz que el de 2013 y 2015”. A pesar del entusiasmo de Peña, esa información fue relevada a solo dos días de las elecciones por el sitio chequeado.com que indicó que “en las PASO de 2013, el escrutinio provisorio fue más rápido aunque se eligió una categoría menos”.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

© de copyright - Todos los Derechos Reservados - Maximiliano Carvajal - 2015 | 2017