El barrio está quedando en el olvido, y es por eso que decimos armar la Comisión Vecinal, buscamos trabajar con la juventud

3 agosto, 2017

Camila Isnardo Báez, Luciana Reynoso, Juan Reynoso y Juan Manuel Ibarra, integrantes de la Comisión Vecinal de Barrio Prefectura, estuvieron hablando sobre la situación del merendero.

El Barrio Prefectura se encuentra ubicado en la calle 4 de Santa Teresita que va para la punta de las piedras, de la Isla del Sol, el cual fue uno de los últimos asentamientos que se formo en la ciudad de Villa Constitución, “tuvimos encontronazos con los vecinos por las aperturas de calles, muchos no estuvieron de acuerdo, otros sí. Hasta ahora la estamos peleando para poder tener una mejor calidad de vida entre luz, agua, porque hay gente que no tiene, en verano agua, tiene que levantarse a las cuatro de la mañana para conseguirla y la luz, ahora últimamente, se estaban peleando entre barrios por ella,” cuenta Ibarra y agrega que la disputa era entre el Barrio Santa Teresita con Prefectura. Sumado a esto, cuentan los integrantes de la Comisión Vecinal que se han juntado 30 vecinos y gracias a eso pueden tener luz, pero los otros vecinos no corren con la misma suerte. Es por eso que, en palabras de Ibarra, el barrio está quedando en el olvido y decidieron armar una comisión vecinal, que tuvo sus cosas buenas y malas.

Entre las cosas que consiguió la Comisión está la entrada de subsidios, 12 en total, en donde esta semana se repartieron los materiales, solo a uno no llego ya que faltaba la apertura de la calle numero 5, ya que había vecinos que querían y otros que no, “dicen que iban a robar mas, pero si hay un pasillo es peor porque ahí es donde se va a esconder el que delinque, si uno abre una calle puede pasar la policía o los bomberos cuando tenemos una emergencia”, afirma Ibarra.

Luciana Reynoso, además de ser parte de la Comisión Vecinal colabora en el merendero del barrio, cuenta que están con el proyecto del mismo en donde se le enseña música, se les da la leche a los chicos, facturas y en total tiene 30 chicos, pero anotados hay 95, “muchas veces falta entrada de dinero para incentivar a los chicos y las familias, porque se ve la necesidad pero les cuesta acercarse”, cuenta Juan Reynoso y agrega que los chicos no cuentan en el barrio con una placita o canchita de futbol para jugar.

El merendero del Barrio Prefectura se encuentra en la casa de Camila Isnardo Báez, que es quien está frente al proyecto en donde también cuentan con una huerta comunitaria en donde invitan a la gente ya que no están acostumbrados y no saben el beneficio que tiene la misma. Así como, por otro lado, todo lo que tiene que ver con la merienda para los chicos, es conseguida por donaciones que le hacen al presidente de la Comisión Vecinal o a cualquiera de los integrantes que se mueve para conseguir, aunque faltan muchas cosas, como tazas y platos.

“Hay una cosa que nos dijo el Intendente, cuando tuvimos una reunión con parte de la comitiva de las comisiones, que aunque fuésemos dos siguiéramos para adelante y no bajemos los brazos, y eso es lo que hacemos muchas veces, ya que somos muchos en la Comisión pero poquitos los que andamos pero le damos para adelante”, cuenta Reynoso.

Hay gente dentro del barrio que cuenta con los servicios, así como también con casa de material, pero, la otra cara de la misma moneda, es que hay muchos que no cuentan con lo mismo y sus casas son de chapas, es por eso que salieron a hacer un relevamiento para anotar a los que no cuentan con el servicio de la electricidad y el resultado fue de 120 personas, los cuales quieren pagar la misma, ya que la gente apoya la Comisión para poder hacerlo. “Todos los barrios no son malos, toda la gente no es mala, pueden ir a pasear, pueden pasar, no es como dicen todo malo, somos todos familias, es como en todas partes”, agrega Juan Reynoso.

Sumándose a lo anterior, Juan Manuel Ibarra cuenta que ellos, desde la Comisión quieren sacar de la calle a esos chicos que se drogan, “ellos no están ahí porque ellos quieren, ellos están por una situación que les ha pasado y buscaron ese camino, pero no es que son malas personas, ni que no quieren salir, hay que enseñarles el buen camino, no sacarlos, meterlos en un lugar y que al salir vuelvan a lo mismo, hay que darle una salida”, cuenta y afirma que hay muchas como darles valores y enseñarles un oficio.

En cuestión de trabajo, dentro del barrio, ya empezaron a notar algo de desempleo, así como también, cuentan que cuando viene trabajo a la ciudad toman a toda gente de afuera de la ciudad, y es así como la juventud o la gente que tiene un oficio no tiene la oportunidad de trabajar, “cada tanto agarras una changa en una casa de familia pero no te dan la oportunidad en obras grandes de trabajar con tu oficio, en donde vos puedas con eso levantar tu casa o darle algo a tus chicos”, cuenta Ibarra. “Cuando no hay trabajo, los mismos jóvenes salen a robar, quieren frenar la delincuencia pero cómo la frenas si vos no le das algo para que no salgan a hacer algo malo”, se pregunta, sumándose a lo que dijo su compañero, Juan Reynoso.

En cuanto al merendero, desde el Municipio se acercó Noel Ceriotti, y con ella están trabajando, desde Acción Social, en donde quieren poner gente de Niñez para controlar a los chicos, pero, buscan incorporar muchos cursos, y la gente no se acerca, “está muy manoseada y duda, a la pibada hay que buscarle la vuelta, los cursos son para la gente de mayor, y nosotros queremos trabajar con la juventud”, finalizó Ibarra

Para colaborar con el Merendero, con ropa, calzado y alimentos, se pueden comunicar al 3400664535.

 

 

 

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

© de copyright - Todos los Derechos Reservados - Maximiliano Carvajal - 2015 | 2017