Campaña Municipal de prevención de Triquinosis

8 junio, 2017

La Agencia Municipal de Seguridad Alimentaria se encuentra desarrollando una campaña de prevención y difusión de las medidas para evitar de la trichinelosis (o triquinosis) y alertó sobre sus posibles causas de aparición. Además, se intensificaron los controles y los análisis de muestra de chacinados.

La Agencia Municipal de Seguridad Alimentaria, dependiente de la Secretaría de Gobierno y Convivencia Ciudadana, se encuentra desarrollando una campaña de prevención de triquinosis solicitando a los comerciantes y vecinos que tomen conciencia sobre la gravedad de consumir productos elaborados a partir de faenas sin el debido control sanitario de las reses porcinas. Esta medida está acompañada por un incremento en los controles y análisis de muestras de chacinados.

“Es fundamental evitar la producción, comercialización y consumo de productos de cerdo sin el debido control sanitario. Aquellos que se dedican a elaborar fiambres caseros de cerdo para consumo familiar, no comercial, deben hacerlo a partir de reses de cerdo cuya faena se realice en una planta habilitada; o bien si la faena es casera, que realicen el control de Trichinella, por digestión enzimática antes de consumirlo”, explicaron funcionarios del área de Seguridad Alimentaria.

En este sentido, se recomienda a la población tenga presente ingerir marcas reconocidas, rotuladas, y evitar comprar sin supervisión de la Agencia Santafesina de Seguridad Alimentaria (ASSAL) y del Área de Bromatología del Municipio de Villa Constitución. A la vez que informe la venta ambulante de chacinados y/o embutidos a la Dirección de Control Urbano.

Cabe recordar que los síntomas que permiten sospechar de triquinosis son dolor abdominal, fiebre, vómitos y diarreas. También pueden padecer dolores musculares, edema de los párpados superiores seguido a veces de hemorragias subconjuntivales y retinianas, dolor y fotofobia. Incluyen mucha sed, transpiración profusa, escalofríos y postración.

Estos signos en general aparecen entre 8 a 15 días después de ingerir carne infectada; aunque puede variar de 5 a 45 días, según el número de parásitos infectantes. Los síntomas gastrointestinales pueden surgir en el término de 1 a 3 días. Entre la tercera y la sexta semana pueden aparecer complicaciones cardíacas y neurológicas.

Para más información, visite la página de ASSAL.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

© de copyright - Todos los Derechos Reservados - Maximiliano Carvajal - 2015 | 2017