Ahora sí está el equipo de Sampaoli para jugar con Brasil

8 Junio, 2017

Hay una idea envuelta por la audacia. Volvió en la última para poner como titulares a Maidana y José Luis Gómez en la última práctica.

El frío se impone. El sol no está. Una llovizna se instala. Brillan con sus colores los carteles de la publicidad estática del majestuoso Melbourne Cricket Ground ahora vacío, aunque este viernes se mostrará repleto por 100.000 personas, según informaron desde la organización del Argentina – Brasil que ya se viene. Sólo hay un puñado de periodistas en una tribuna detrás de un arco. Allá abajo, en el césped, con la entrada en calor ya terminada, Jorge Sampaoli llama a Lionel Messi y nueve más. Son los 10 jugadores de campo que el flamante técnico de la Selección Nacional eligió para el debut. Ahora sí, definitivamente, hay equipo… El arquero, que será Sergio Romero, en esa charla no hace falta. Sampaoli montará un trabajo de ataque y de presión ofensiva permanente en una mitad de la cancha. Ahí, escuchando a él y a su ayudante principal Sebastián Beccacece se encuentran los otros diez: Nicolás Otamendi, Jonatan Maidana, Gabriel Mercado; José Luis Gómez, Lucas Biglia, Ever Banega; Lionel Messi, Paulo Dybala, Angel Di María; y Gonzalo Higuaín. La confirmación oficial no está, pero ellos arrancarán como titulares en esta nueva era que lidera el Zurdo de Casilda. Al cabo, de nuevo quedan afuera Emanuel Mammana y Eduardo Salvio, quienes habían estado en la primera formación y resultaron reemplazados cuando arribaron desde Buenos Aires tanto Maidana como Gómez.

La idea es ajustar movimientos y control de los espacios en una zona híper delicada. Es que la propuesta de la “Triple P”, posesión, protagonismo y presión, es tan ambiciosa como riesgosa. Si prospera y todo fluye, puede significar el disfrute total. Sin embargo, si ocurre algún desajuste, surgirán los huecos y Brasil puede resultar letal con sectores amplios por explotar. Al cabo esa es la gran preocupación de Sampaoli.

Por eso mismo, simulando que juegan en campo rival, tratan de moverla de un lado a otro en la salida los tres defensores: Otamendi a la derecha, Maidana por el medio y Mercado a la izquierda. Delante de ellos, se muestran por el medio Biglia y Banega para tratar de sacarla limpia e intentando atravesar líneas con sus pases. A un costado, sobre la derecha, José Luis Gómez trata de abrir el campo, algo que imita en el otro lado Di María, e insiste con proyecciones ofensivas pasando por detrás de Messi. Después, Leo y Dybala se preocupan por asociarse. Todo para que reciba el alimento que necesita la máxima referencia en el área rival: Higuaín.

El esquema para atacar es un 3-3-3-1, o 3-4-2-1 si Di María baja para terminar casi a la altura de Gómez pero en el otro extremo de la cancha. Es según como se lo quiera interpretar. Al cabo, todos los dibujos son flexibles. Eso sí, para defender, habrá una línea de cuatro atrás porque Gómez bajará y los otros tres defensores abanicarán hacia la izquierda, la raya que cubrirá Mercado como varias veces ya lo hizo en el Sevilla con este mismo entrenador. Es comprensible: Brasil, atacando, tendrá a William por la derecha, Gabriel Jesús por el medio y Coutinho por la izquierda.

Ahí está Argentina. El equipo de la Selección para jugar con Brasil. La primera versión que eligió Sampaoli para abrir su ciclo celeste y blanco. Entusiasma lo que propone

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

© de copyright - Todos los Derechos Reservados - Maximiliano Carvajal - 2015 | 2017