A Estudiantes se le escapó un partido que tenía controlado

24 agosto, 2017

En Asunción, cayó 1 a 0 con Nacional de Paraguay en el duelo de ida de los octavos de final. La revancha será el 19 de septiembre en La Plata.

Estudiantes perdió 1 a 0 con Nacional de Paraguay en el estadio Defensores del Chaco de Asunción, en el encuentro de ida de una de las llaves de octavos de final de la Copa Sudamericana. La revancha se disputará el 19 de septiembre y el ganador se cruzará con Atlético Tucumán o Independiente.

Los primeros 45 minutos estuvieron muy lejos de ser una exhibición de buen juego. Dentro de esa chatura compartida, el local, que venía de eliminar a Olimpia, comenzó mejor, pero no consiguió plasmar esa leve superioridad en riesgo para el arco defendido por Mariano Andújar.

En el último cuarto de hora y casi sin proponérselo, el conjunto dirigido por el uruguayo Gustavo Matosas, que venía de dejar en el camino a Nacional Potosí, generó las tres chances más claras de la etapa.

A los 31 minutos, el retornado Gastón Fernández (tras su paso por Gremio, firmó por dos años e inició su cuarto ciclo en el club) comenzó la maniobra en la mitad del campo, la siguió Lucas Rodríguez, Lucas Diarte envió un centro desde la izquierda y Mariano Pavone, libre de marca, cabeceó apenas desviado.

A un minuto del cierre, el colombiano Juan Ferney Otero estrelló un testazo contra el poste derecho del arco de Santiago Rojas. Y en la continuidad de la maniobra Facundo Sánchez anticipó en el primer palo y su zurdazo salió alto.

En el complemento el elenco platense salió más ordenado y profundo y contó con otra chance clara cuando se jugaban 8 minutos: tras un pase profundo de Israel Damonte, Pavone le ganó a Miguel Jacquet, remató forzado y encontró el manotazo salvador de Rojas.

 

Sin embargo, cuando Estudiantes parecía mejor parado para dar la estocada se encontró con un cachetazo. A los 13 Mariano Andújar falló en un rechazo con los puños, la defensa no consiguió rechazar y marcó mal y Luis Neri Caballero empujó en el área chica.

El panorama se complicó para Estudiantes, que además debió haber quedado con diez hombres por un planchazo brutal de Damonte sobre Bonet, pero el árbitro colombiano Wilson Lamouroux solo lo amonestó.

Matosas intentó oxigenar el ataque: sacó a Gastón Fernández (muy cansado), Lucas Rodríguez y Juan Ferney Otero y mandó a la cancha a Lucas Melano, Pablo Lugüercio y el ecuatoriano Christian Palmera Alemán

A Estudiantes se le escapó un partido que tenía controlado

Juan Ferney Otero disputa el balón con Rodrigo Rojo. (EFE / Andrés Cristaldo)

El exjugador de Barcelona de Guayaquil mostró destellos de su calidad y gestó las maniobras más claras de la visita en el tramo final. A dos minutos del cierre combinó con Pavone, quien buscó el segundo palo y no lo encontró por centímetros. Y sobre la hora el ecuatoriano se hizo un espacio y remató desde la medialuna, pero encontró una buena respuesta de Rojas.

Ahora el Pincha tendrá la obligación de ganar dentro de cuatro semanas en La Plata para soñar con acceder a los cuartos de final de la Sudamericana.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

© de copyright - Todos los Derechos Reservados - Maximiliano Carvajal - 2015 | 2017